Apertura de EEUU oxigena la industria y sienta precedente

La decisión de Estados Unidos de poner fin al veto a los pasajeros de procedencia internacional vigente desde marzo de 2020, es vista como el posible principio del fin de la tremenda crisis en la que lleva inmersa durante 18 meses la industria turística.

La noticia se dio mientras transcurría la feria de turismo mas importante de los Estados Unidos (IPW) , este año en Las Vegas, provocando algarabía entre expositores y también compradores internacionales; y al mismo tiempo incertidumbre respecto a las normativas y exigencias en relación con la vacunación (cuales son las vacunas que van a admitir?)

Los oficinas de turismo de los diferentes estados no perdieron el tiempo y enseguida retomaron su promoción internacional; tal el caso  de Visit Orlando, cuya Presidente y CEO, Casandra Matej, envio una comunicación a sus contactos internacionales reafirmado la apertura, e invitando a viajeros a que vuelvan a Orlando.

Además del ya de por sí espaldarazo que supone la reapertura de una de las grandes potencias turísticas del planeta, se espera que esta medida siente precedente en otros países que siguen cerrados. De hecho al parecer el efecto domino ya esta sucediendo. Por ejemplo: Estados Unidos tiene 63,04% de su población vacunada con primera dosis y 54,03% con segunda, mientras que Argentina que tiene 63,66% de su población vacunada con primera dosis y 43,88 con segunda, "coincidentemente", ayer Martes, anuncio apertura gradual de sus fronteras al turismo internacional a partir de Octubre.

Según fuentes que están en el IPW de Las Vegas, en los pasillos de la feria se escucha a operadores hablar respecto a armados de paquetes ya que “llegarán a tiempo para permitir a las personas, entre otras cosas, realizar los siempre populares viajes de compras navideñas a Nueva York”

El director general de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), Willie Walsh, hace hincapié en que el anuncio “es un paso adelante” muy positivo “para los millones de personas que dependen del turismo mundial”. A su juicio, “impulsará la recuperación económica y marcará un cambio clave en la forma de gestionar los riesgos del Covid-19 a nivel mundial”.

“El próximo desafío es encontrar un sistema para gestionar los riesgos de los viajeros que no tienen acceso a las vacunas. Los datos apuntan a las pruebas como solución, pero también es fundamental que los gobiernos aceleren el lanzamiento global de vacunas y acuerden un marco global para los viajes. Debemos volver a una situación en la que la libertad de viajar esté disponible para todos”, concluye.

Newsletter

OMT